10 jul. 2017

De vuelta

Vuelvo a escribir al blog.

La especialización y otros estudios, además de las obligaciones labores no me habían permitido escribir con la misma frecuencia con la que venia, lo positivo de todo esto, es que estoy aprendido una gran cantidad de contenido acerca del derecho tributario a una gran velocidad, más aún, cuando en la práctica profesional, te das cuenta de que si los hechos económicos en una esfera jurídica son las manifestaciones que configuran obligaciones tributarias, necesariamente para orientar el efecto o riesgo tributario de una operación hay que conocer, primero, que efecto tiene en la contabilidad para entender su lógica económica, y segundo, cual es la naturaleza jurídica para saber que alternativas me brindan las mismas normas para lograr un efecto diferente, diferido o simplemente enervarlo. Particularmente lo manifestó, porque odiaba el derecho laboral desde el pregrado, fue una de esas materias con las que nunca sentí química, que no sé cómo aprobé, y que la gente me pregunta nociones que desconozco todo el tiempo en la calle. Hace poco para estructurar los parafiscales y la seguridad social de una empresa, me toco aprender derecho laboral prácticamente de cero, es más, hasta ya me empieza a agradar.

Espero en la medida de lo posible seguir publicando experiencias y opiniones con mayor calidad dogmática, a medida que mi proyecto profesional ascienda.